¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por una inflamación crónica de la parte próxima del intestino delgado, causada por la exposición al gluten (proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

 

La enfermedad celíaca (EC) provoca la atrofia de las vellosidades intestinales, lo que a su vez conlleva la mal absorción de los nutrientes que componen la alimentación diaria. 

El gluten  forma parte del 80% de la alimentación, bien de forma directa o como espesante, soporte de aromas y aglutinante. De lo que se deduce que el 90% de los productos manufacturados que encontramos en el mercado no son aptos para los celíacos.

Esto es precisamente lo que sucede con los celíacos, que sufren de un acortamiento de estas vellosidades, provocado por una intolerancia al gluten. Es un trastorno que aparece en personas genéticamente predispuestas, de todas las edades, y desde la infancia. Los síntomas incluyen diarrea crónica, retraso del crecimiento y/o del desarrollo infantil, disnea, erupciones en la piel, pérdida de peso, cambios en el carácter, vómitos y vientre hinchado. Aunque estos síntomas pueden estar ausentes y aparecen de vez en cuando, estos síntomas pueden aparecer en casi todos los órganos y sistemas del cuerpo. Como resultado de exámenes precoces, se está observando un número creciente de diagnosticados asintomáticos.

 

La EC se manifiesta de diversas maneras, la clásica incluye problemas gastrointestinales recurrentes y suele debutar en edades infantiles; el celiaco puede ser asintomático, pasar por fases latentes, ser diagnosticado a edad adulta o presentar la variedad denominada Dermatitis Herpetiforme (DH). 

La enfermedad ocurre desde el nacimiento, pues existe predisposición genética y el desarrollo de la enfermedad depende de factores aún no determinados, de tal manera que uno no es celíaco cuando le diagnostican, sino desde que nace. A la EC le acompañan varias enfermedades debido a la malabsorción, varias de ellas son graves y la mayoría afectan a la calidad de vida del celiaco.

Existen enfermedades asociadas o autoinmunes, que suelen preceder al diagnóstico de la celiaquía o manifestarse simultáneamente como: Dermatitis herpetiforme, Síndrome de Down, Déficit selectivo de IgA.

Dentro de las enfermedades autoinmunes se encuentran: Diabetes tipo I, Tiroiditis autoinmunes, Síndrome de Sjögren, Artritis reumatoidea, Psoriasis, Vitiligo, Alopecia areata, Lupus eritematoso sistémico, Enfermedad de Addison, etc.

 

La enfermedad celiaca (EC) o respuesta autoinmune al consumo de gluten afecta a una media de uno de cada 100 personas (el dato más conservador, porque podría abarcar hasta el 3% de la población nacional); se estima que tan sólo el 9% está diagnosticado, y que el volumen aproximado de potenciales celíacos en México, puede alcanzar a por lo menos 1,200,000 (un millón doscientos mil) de sus habitantes. De acuerdo a un estudio recientemente realizado por la Fundación Clínica Médica Sur la enfermedad celiaca (EC) puede afectar hasta el 4.3% de la población en México.

 

¿Cómo tratarla?

El único tratamiento al día de hoy para la EC es la total y estricta ausencia de gluten en la dieta. Además, es importante la prevención de la enfermedad. Existen 3 niveles de prevención:

  • Evitar que la enfermedad se desarrolle en aquellos individuos predispuestos genéticamente. La estrategia es iniciar tolerancia al gluten cuanto antes, 

  • Diagnóstico precoz en personas que ya han desarrollado la enfermedad.

  • Evitar aparición de enfermedades asociadas.

La dieta del celíaco ha de llevarse a cabo desde el diagnóstico y de por vida, para poder tener una vida sana, plena, socialmente activa, emocional y afectivamente equilibrada y evitar las complicaciones y enfermedades que se derivan del consumo de gluten.Para una dieta correcta, los celiacos han de consumirse, de por vida productos que bien no lleven gluten por su naturaleza o productos especiales para celiacos.

 

Alergias Alimentarias

La alergia alimentaria es una condición en la cual el sistema inmune incorrectamente identifica las proteínas de los alimentos como extrañas e intenta proteger al cuerpo liberando sustancias químicas en la sangre, estas sustancias generan síntomas de una reacción alérgica. Del 2 al 5 % de la población en general presenta una reacción alérgica cuando ingiere determinados alimentos, inclusive aunque sea en poca cantidad lo que en ocasiones puede producir anafilaxias, siendo la causa de consecuencias graves o inclusive la muerte.En México 2 de cada 10 niños padecen de algún tipo de alergia relacionada a la comida. Una reacción alérgica puede suceder de forma inmediata o retardada con respcto al momento de la ingesta del alimento desencadenante, manifestándose con síntomas de tipo dermatológicos, gastrointestinales, respiratorios, siendo algunos ejemplos la aparición de ronchas o urticaria, inflamación y comezón en la piel, diarrea, vómito, falta de apetito, hormigueo o sabor de boca metálico, presión en la garganta, dificultad para respirar o respiración sibilante y tos por mencionar los más comunes.

 

¿Cuáles son los alimentos desencadenantes de las alergias alimentarias? 

Los alimentos que se consideran los mayores y más comunes desencadenantes de reacciones alérgicas son los cacahuates, el huevo, la leche, los mariscos, las nueces, el pescado, el trigo y la soya.

 

¿Cómo tratarla?

El médico alergólogo es el especialista quien debe diagnosticar una alergia alimentaria, él le ayudará a interpretar correctamente las tablas de información nutrimental y los ingredientes de los alimentos que compre o consuma ya preparados. 

Una excelente estrategia para pacientes niños es enseñarles y darles una lista de alimentos que debe evitar así como  un plan de emergencia en caso de ingesta accidental. 

Lamentablemente no existe una cura para las alergias a los alimentos por lo que el apego estricto a las indicaciones de su médico es fundamental para la salud del paciente.

 

Intolerancia Alimenticia

En algunas ocaciones suele confundirse a la alergia alimentaria con la intolerancia alimenticia ya que los síntomas  aparentemente son los mismos para ambas. Sin embargo la diferencia radica en que en las alergias alimentarias, el sistema inmunológico actúa ante lo que identifica con un alergeno, en tanto que en la intolerancia alimenticia tiene que ver con la digestión y con las enfermedades digestivas.

La intolerancia alimenticia afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. Un buen ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche.

La intolerancia alimenticia se da cuando el cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes. Mientras que las personas que tienen realmente alergias alimentarias necesitan generalmente eliminar el alimento causante de su dieta, las personas que sufren una intolerancia pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio, sin que se den síntomas, excepto en el caso de personas que sean sensibles al gluten o al sulfito. Las dos causas más comunes de las intolerancias alimentarias son la lactosa y el gluten.

 

Intolerancia a la Lactosa

México es uno de los países con mayor incidencia de intolerantes a la lactosa, apenas abajo de los africanos y los tailandeses, de acuerdo con un estudio realizado por médicos investigadores del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas de Buenos Aires, Argentina. Un 83% de la población mexicana padece de intolerancia a la lactosa. 

La Intolerancia a la lactosa se define como la incapacidad de digerir cantidades significativas de lactosa, la cual es un tipo de azúcar que se encuentra de manera natural en la leche de los mamíferos y productos lácteos.

La intolerancia a la lactosa se caracteriza por la presencia de síntomas gastrointestinales como: eructos, flatulencias (gases), distensión abdominal, cólicos, sonidos abdominales, diarrea, como consecuencia de la ingesta de leche o de productos lácteos.

En México, la mayoría de los autores coinciden en que la prevalencia de intolerancia a la leche aumenta paralelamente con la edad. Por ello, es importante que el tratamiento se enfoque a controlar los síntomas, modificando algunos hábitos en la alimentación.

 

¿Cómo tratarla?

  • No se recomienda la eliminación permanente de la lactosa de la dieta, ya que se ha comprobado que su presencia mejora la absorción del calcio y éste es fundamental para el metabolismo óseo y el crecimiento, sobre todo en niños y adolescentes.

  • Comer porciones más pequeñas de productos lácteos antes de eliminarlo por completo.

  • Preferir los productos lácteos deslactosados.

  • Sustituir el consumo de leche de vaca por bebidas de soya, ya que no contienen lactosa, además de ser buena fuente de proteínas y contener calcio y vitamina D.

  • Se recomienda el consumo de yogur, ya que se puede tolerar más fácil que otros productos lácteos por su bajo contenido de lactosa.

  • También se recomienda el consumo de probióticos, ya que contribuyen a mejorar la tolerancia a la lactosa.Incluir otros alimentos ricos en calcio en la alimentación, que no necesariamente son productos lácteos, como: sardinas, frutas secas, vegetales de hojas verdes, salmón y tofu (queso de soya).

  • Es importante leer las etiquetas de productos, ya que existen otros alimentos que contienen lactosa como:Panes,Productos horneados,Postres y Aderezos para ensalada.

 

Diabetes

Existen muchos datos que caracterizan a la diabetes, uno de ellos es la baja producción de insulina o la pobre actividad de la misma, y el incremento de las cifras de glucosa en sangre. En nuestro cuerpo se produce insulina en el páncreas una glándula que se encuentra debajo del estómago, y lo hace a partir de la semana 13 de gestación (dentro de la madre), y esto le permite poder utilizar adecuadamente los azúcares, las grasas y proteínas de sus alimentos (en el caso del embrión, a través del cordón umbilical) y las de su cuerpo, esto significa que le permite “construir su cuerpo”. Al nacimiento, los nutrimentos de la alimentación que recibimos son utilizados gracias a la presencia de la insulina. Por eso, cuando existe el diagnóstico de diabetes, no solamente se alteran los niveles de glucosa (azúcar) en sangre, sino las grasas y las proteínas de nuestro cuerpo, además, la glucosa que recibimos de los alimentos no puede ser utilizada adecuadamente por la falta de esainsulina. Por las razones anteriores es que algunas personas necesitan insulina como parte de su tratamiento. Otras personas diagnosticadas con diabetes requieren del uso de medicamentos que permiten que la poca insulina que aún existe, pueda ser más útil.

Es importante mencionar la necesidad de un buen control de la diabetes, pues lamentablemente el descuido de la misma puede producir serios problemas o complicaciones: La diabetes es la primera causa de amputación, que no son por traumatismos. Además representa la primera causa de ceguera en adultos, así como de las primeras causas de insuficiencia renal crónica, todo esto representa un grave problema, si consideramos que es la cuarta causa de muerte en nuestro país, así como la segunda causa de ocupación de camas, después de los embarazos y partos.

 

Existen varios tipos de diabetes, siendo los más importantes, la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2, y la diabetes gestacional.

La diabetes tipo 1 se presenta principalmente en personas menores de 30 años, aquí la persona con diabetes no tiene insulina en su cuerpo por lo tanto, siempre necesitará de insulina para tener un buen control. A esta es a la que se le conocía hace varios años como diabetes “juvenil”.

La diabetes tipo 2, se presenta generalmente en personas mayores de 40 años. En este tipo de diabetes, el problema radica en una producción menor de insulina, o la menor actividad de la misma, por existir “resistencia a la insulina”. Por estas razones es que algunas personas necesitan medicamentos que ayuden a que su cuerpo produzca más insulina, o que logren vencer esa “resistencia”, aunque quizá en algún momento, tengan que utilizar insulina para continuar con un buen control.

 

 Datos importantes

  • Se encuentra entre las primeras causas de muerte en México

  • 6.4 millones de personas refirieron haber sido diagnosticadas con diabetes

  • La proporción de adultos con diagnóstico previo de diabetes es de 9.2%* (ENSA 2000 fue de 4.6%; ENSANUT 2006 fue de 7.3%)

  • La cifra de diagnóstico previo aumenta después de los 50 años

  • Los estados con prevalencias más altas son: Distrito Federal, Nuevo León, Veracruz, Tamaulipas, Durango y San Luis Potosí.

  • El incremento en actividad física, dieta adecuada y reducción de peso, disminuyen el riesgo de desarrollar diabetes entre 34% y 43%, efecto que puede durar de 10 a 20 años después de concluida la intervención.

 

Obesidad

México se encuentra considerado como primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil, superando incluso a Estados Unidos que es el primero en cuanto a obesidad en población adulta, razón por la cual se suscribió el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria y que tiene como principal objetivo el combate a este mal desde las escuelas y su entorno.

A partir del ciclo escolar 2010-2012, inició una serie de acciones en el país, que también fueron adoptadas por las entidades federativas, a fin de reducir el impacto de enfermedades como la obesidad.

Según información especializada, en nuestro país casi 70 por ciento de los mexicanos tiene problemas de sobrepeso, y de éstos, 30 por ciento padece obesidad.

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso se define como un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 25, y la obesidad como un IMC igual o superior a 30.

El IMC es el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros, es un indicador que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad.

Otro dato que se debe destacar es que en México, la obesidad contribuye a un número cercano a 200 mil muertes por año, al ser un importante factor de riesgo para padecer enfermedades crónico-degenerativas, como son diabetes mellitus tipo dos, enfermedades isquémicas del corazón, cerebro-vasculares e hipertensivas.

 

Algunas prácticas alimentarias sugeridas para beneficiar la salud de tu familia:

  • Aumentar el consumo de verduras y frutas

  • Consumir agua simple potable como bebida principal

  • Organizar las comidas en cinco tiempos: desayuno, refrigerio, comida, refrigerio y cena

  • Mantener los horarios de los cinco tiempos de comida.

  • Comer y masticar despacio.

  • Disfrutar y moderar la cantidad de alimentos que consumen

  • Aprovechar el tiempo de comida como un espacio para la convivencia familiar

  • Ofrecer en las reuniones o celebraciones familiares platillos como jícamas, zanahorias, pepinos, palomitas hechas en casa, sin sal, o bien, cuidando que su uso sea limitado a una pizca

  • Escoger alimentos o bebidas bajos en grasas, azúcares y sal cuando los consuman fuera de casa.

 

Importancia de la Actividad Física
  • Se calcula que la falta de actividad física causó 1.9 millones de muertes en 2002.

  • En la actualidad, se calcula que el 60% de la población mundial no desarrolla la suficiente actividad física, siendo los adultos de los países desarrollados quienes tienen la mayor probabilidad de estar inactivos.

  • Alrededor del 10% de los adultos no realiza ningún tipo de actividad física en su tiempo libre.

  • Más del 60% de los adultos no alcanza el nivel recomendado de 30 minutos diarios de actividad física moderada.

  • Se calcula que la inactividad física es la causa del 10-16% de los casos de diabetes.

  • Las personas con diabetes que caminan 2 horas al día pueden reducir su riesgo de mortalidad y el riesgo de morir de una enfermedad cardiovascular (ECV).

  • Las personas de entre 18 y 30 años que están en baja o moderada forma física tienen seis veces más probabilidades de desarrollar diabetes que quienes están en muy buena forma.

  • En ciertos países industrializados, los niños desarrollan hoy día un 70% menos de actividad física que hace 30 años.

  • Por cada dos horas de aumento diario de visión televisiva se aumenta el riesgo de obesidad y el de diabetes.

  • Tan sólo 30 minutos al día de actividad moderada mejoran la sensibilidad a la insulina.

 

"Sea que busques bajar de peso, mejorar tu apariencia o tu condición física, el Fitness es la mejor opción que puedes tomar para tu cuerpo, para tu mente y tu vida. Entrenarte en su medida, genera las endorfinas que te permiten disfrutar y rendir más en todos los órdenes, prolongar y mejorar tu calidad de vida.

"Puedo ayudarte a hallar la actividad física y el programa de entrenamiento más adecuado a tus necesidades que te ayudarán a sentirte más saludable, verte muy bien, más vivo y rebasar tus metas." Visita mi página de Fitness: www.guswhitefitness.com

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes de información consultadas: 

  • http://celiacosdemexico.org.mx/

  • FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España)

  • UPAL

  • Por una Vida Sin Gluten A.C.

  • Acelmex A.C.

  • Asociación Celíaca Argentina - www.celiacos.org.ar

  • www.solucionmedica.com.mx/

  • www.Sin embargo.mx

  • Terrés Arturo M, Casas Lidia T. Enfermedad diarreica e intolerancia a la lactosa en México

  • Acta Gastroenterologica Latinoamericana

  • EUFIC - European Food Information Council

  • Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

  • Academia Mexicana de Ciencias

  • INEGI (2010)

  • Organización Mundial de la Salud (2011)

  • www.diariocomo.com (Artículo sobre Obesidad Infanfil Mayo 2014)

 

Organizaciones de ayuda a Calíacos, Personas con Alergias Alimentarias y Diabéticos en Mexico
 

 

 

 

 

Gus White Fitness - Personal Trainer y Health Coach
Pizzas, Empanadas argentinas y Crepas